La mortalidad y la necesidad de relato

Con ocasión de una entrevista que David Cronenberg concedió a Eduard Punset, el director de Inseparables declaraba que el ser humano tiene la necesidad de contar historias (de ficción), de relatarlas, por la analogía que éstas tienen para con la propia vida. Los relatos y las historias tienen introducción, nudo y desenlace (aun cuando partamos de estructuras, en novela o en cine, que parecen romper con ello), del mismo modo que en el ciclo vital tenemos una infancia, una adultez y por último una vejez que acaba con la muerte. A esto añadía Cronenberg que, partiendo de este paralelo, es ideal que un relato acabe con la muerte de su protagonista.

Hace tan sólo unos días, Esther Tusquets publicaba en El País un artículo en el que comentaba que todas las culturas humanas han tenido y tienen necesidad de escuchar relatos. Los formatos pueden cambiar, y pasar de los poemas épicos a las crónicas, de la novela al cine, del teatro a las series de televisión, pero en todos ellos se mantiene la necesidad del relato. Es una idea complementaria a la de Cronenberg o, si se prefiere, un modo de expresar la misma idea poniendo el foco de atención en un aspecto un poco diferente. En ambas reflexiones, tanto el cineasta canadiense como la editora y escritora española están estableciendo de alguna manera un universal humano.

En un artículo publicado recientemente por uno de los colaboradores de Dos-Teorías, se debatía, entre otras cosas, acerca de que la Historia es una construcción humana que está en constante modificación. Esto plantea el tema de que la Historia no es una mera reconstrucción de hechos sino una construcción que genera nuevas realidades, las cuales, a su vez, serán modificadas con el paso del tiempo. De tal manera, lo que se describe como hecho histórico es una entidad cambiante. Pero lo que no es cambiante es, nuevamente, la necesidad de relato.

Coherente con esto era lo que expresaba David Trueba en una de sus recientes visitas a la Filmoteca de Catalunya. Explicaba el cineasta madrileño que en cada momento histórico las películas que son consideradas obras maestras van cambiando. Films que actualmente son idolatrados como grandes películas de la historia del cine pueden perder esta consideración en poco tiempo y pasar entonces a ser otras las películas que se consideren clave en el desarrollo creativo de la industria del celuloide, del mismo modo que ha habido películas que hasta hace bien poco tenían una muy alta reputación y que sin embargo actualmente son denostadas. Ahora bien, de lo que no puede prescindir ningún director es que se apoya en una historia que lo sustenta, en un puñado de películas que le han influido como cineasta. Nuevamente, historia; es decir, relato.

Del mismo modo que los relatos de ficción, en palabras de Cronenberg, tienen un paralelo con el ciclo vital, también los relatos históricos de los pueblos (o la historia de la literatura o del cine) presentan una analogía con la vida de la cultura de la que se habla. Los pueblos  (como los escritores o los directores, o cada individuo respecto a su propia familia) tienen necesidad de relato de su propia historia, y esa necesidad de relato tiene su origen tanto en la necesidad de saber de dónde venimos y qué nos sustenta (los ahora ya muertos que nos dejaron lo que tenemos) como en la de mantener un hilo con los que nos sobrevivirán (cuando seamos nosotros los muertos). Sin mortalidad no habría relato. Y mientras el ser humano no consiga la inmortalidad (algo que Eduard Punset cree posible en no mucho tiempo) o siga sin saber de sus orígenes, habrá necesidad de relato, ficticio, histórico o ambas cosas a la vez.
----------------------------------------------
Share on Google Plus

About Sergi Ruiz

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios: