Tarantino: hago películas para enfrentar al público

-

"Nunca esperé ganar nada en ningún festival donde un jurado tuviera que decidir, porque yo no hago películas para poner de acuerdo al público sino para enfrentarle".
Estas son declaraciones de Quentin Tarantino en el momento de recibir la Palma de Oro en Cannes, en 1994, por "Pulp Fiction". Segundos antes de estas palabras, una mujer del público abucheó a Tarantino mientras subía a recoger su premio. Tras oír el discurso de Tarantino, esta misma mujer le aplaudió fervorosamente.



En otro artículo de "Dos-Teorías", veíamos a Tarantino postular una teoría sobre la creatividad de los cineastas. En este caso, en cambio, nos habla de su particular teoría sobre su propio cine: el deseo o intención de dividir al público y/o a la crítica.

Consciente de que su cine juega con los límites del mal gusto de muchos espectadores pero consciente también de que este mal gusto fascinará a muchos otros, Tarantino no pretende gustar a todo el mundo precisamente porque ese hecho desvirtuaría su cine. Tarantino apuesta por un cine intencionadamente violento con el propósito de divertir, y muchos de sus detractores no le perdonan esto último.

El summum de esto queda concentrado en la siguiente anécdota: Quentin Tarantino consiguió invitar al pre-estreno de "Reservoir dogs" a uno de los directores que más admiraba: Wes Craven, el padre de "Pesadilla en Elm Street". Craven abandonó la proyección de la película en el momento en el que el Señor Rubio (Michael Madsen) le rebana la oreja al policia. En una entrevista en La Vanguardia, Craven declaraba que abandonó la sala porque esa escena le hacía sentir que el que la filmaba gozaba con ella.

Hipocresías aparte, esta escena de "Reservoir dogs" es una buena muestra de esa intención de Tarantino de confrontar al público. De hecho, la escena está rodada para jugar con los dos sectores: con los seguidores y con los detractores. En el momento justo en el que el Señor Rubio empieza a cortar la oreja del policía, la cámara se aparta y enfoca una pared del recinto en que se hallan torturador y torturado; sólo oímos los gritos y la música de la radio. Tarantino nos evita lo escabroso de la imagen porque no es necesario. Pero inmediatamente después vemos al policía ensangrentado y sin oreja con todo detalle. Es decir, en un primer momento la secuencia satisface a aquellos que defienden que una película no debe incluir imágenes violentas gratuitas si la trama ya nos transmite violencia, pero en un segundo momento la secuencia satisface a quienes piensan que debe de filmarse violencia explícita incluso aunque sea para gozarla.



Share on Google Plus

About Sergi Ruiz

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios: