Cronenberg, entrevistado por Punset (parte 5 de 5)

Vídeo 5:

PUNSET: ¿Cuál es la clave del éxito? Claramente en tu obra se dan algunas de estas claves. Tú muestras la capacidad de sorpresa, de sorprender, que en realidad es la capacidad de enfrentarse a lo que está establecido. Esta es seguramente una de esas claves. También aludes a algo que en la literatura corporativa de las empresas se llama integridad, de la que Spider en un gran ejemplo: te encontrabas en la cumbre del éxito comercial y de repente aquí está David Cronenberg volviendo a los orígenes con una película difícil y original. Tienes pues esa integridad. ¿Qué otras factores crees que podrían ayudar a los que se sientan fuertes en nuestra audiencia y que se preguntan cómo alcanzar el éxito?
CRONENBERG: Para un académico o un científico el éxito puede ser algo muy diferente de lo que lo es para un cineasta de Hollywood. No es una cuestión de premios, el Nobel, los Oscar o el primer premio del Festival de Sitges o quizás ningún premio. Luis Buñuel, el director de cine español, intelectual surrealista, decía que preferiría suicidarse a ganar un Oscar. Creo que ese premio habría destruido su integridad y su credibilidad artística de autor surrealista. Pero si estás en la industria cinematográfica puede que tu idea última del éxito sea ganar un Oscar. Por la tanto hay que saber qué significa para cada uno el éxito.
PUNSET: Y una vez que lo sabes... Oye, ¿qué crees de Peter Greenaway, el director inglés? Si no recuerdo mal decía algo así como que Casablanca representa el pasado, porque en la industria cinematográfica hasta entonces se había basado en la industria editorial, mientras que en el futuro la realización de películas no tendrá nada que ver con la industria editorial: serán imágenes, o algo que todavía no conocemos. ¿Qué piensas?
CRONENBERG: Bueno, en primer lugar sus películas me parecen muy interesantes. Sé que mucha gente las odia con pasión, pero a mí me parece que son interesantes, incluso cuando creo que no son perfectas; me alegro de que exista y de que produzca películas. Respecto a Casablanca, estoy totalmente de acuerdo: si fuera una novela, sería malísima, una novela barata, simple y esquemática, romántica, sentimentaloide; no la podríamos comparar con las obras de James Joyce o Kafka o Saul Bellow, nunca pensaríamos que se trataba de una gran novela. Por lo tanto, es extraño que se la considere una gran película. Tengo que decir que estoy de acuerdo con Greenaway: Casablanca nunca me ha parecido una gran película. Pero si hablamos de predecir hacia dónde va el cine, no estoy tan seguro de que la narratividad, el contar historias, vayan a desaparecer completamente. Parece existir en los seres humanos un deseo de relatos, historias con un planteamiento, un principio, un nudo y un desenlace. Y creo que tiene su origen en la vida: primero somos jóvenes, luego mayores, luego ancianos, y finalmente morimos, y ahí se acaba la historia. Creo que en nosotros hay un deseo de repetirnos a nosotros mismos esta historia constantemente, de muchas maneras diferentes. Muchas de mis películas se acaban con la muerte del héroe, ahora estoy pensando sólo en eso, lo cual en cierto modo es una historia perfecta. De manera que no estoy de acuerdo con Greenaway en que las películas abstractas o basadas puramente en imágenes vayan a convertirse en el cine más importante del futuro. Sigue siendo la forma más generalizada de hacer películas. En todos los países, en todo el mundo, se utilizan las historias que tienen un inicio y un final; por eso tiene tanto éxito Hollywood.
PUNSET: Mi propia experiencia, al intentar hacer la ciencia accesible a la gente, es que tenemos que usar, mucho más de lo que lo hemos hecho en el pasado, las técnicas del cine. Quiero decir que las bacterias tienen que enamorarse y tiene que haber una historia, un relato, porque si no a la gente no le interesa.
CRONENBERG: Creo que eso también guarda relación con la inteligencia humana. Es una manera de codificar información que resulte comprensible y que pueda ser recordada también. Si pensamos en la tradición oral de la poesía, cuando no había literatura escrita pero sí grandes sagas que se transmitían oralmente: ¿cómo se llegaba a memorizar todas esas cosas? Era gracias a la repetición, y al hilo narrativo, y al relieve de los personajes. Creo que parte de la inteligencia humana, de nuestra capacidad intelectual, está relacionada de algún modo con lo narrado. También yo he hecho experimentos, he forzado las cosas hasta ciertos límites, he protestado contra Hollywood porque creía que había que hacer otras cosas, porque su narrativa es tan simple que acaba siendo engañosa, falsa. Pienso que hoy es imposible hacer una gran película en Hollywood, no siempre ha sido así. Pero me parece que ahora mismo es imposible. Esa es la parte negativa de lo narrativo, que puede estorbar lo que estás tratando de explicar.

-
Share on Google Plus

About Sergi Ruiz

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios: